5

6 razones por las que vale la pena ir a esquiar por lo menos una vez en la vida. 

Cuando es invierno un porcentaje de la población prefiere ir al calor y escapara del frío. Pero otro gran porcentaje prefiere unirse a la temporada de esquí ¿Pero porqué?

El resto de las personas que escapan a una playa o casas de campo se deben hacer esta pregunta. Pues bien para en resumidas cuentas contarles y responderles esta pregunta hicimos nuestra tarea de investigar a esquiadores de temporada recurrentes el porque vale la pena hacer un viaje para esquiar por lo menos una vez en la vida y porque continúan año tras año viajando a los destinos más populares de este divertido deporte. 

1- Diferente paisaje

Salir de la rutina es indispensable, retarse también, así que si lees este blog en español probablemente vengas de algún país latino y la playa sea lo tuyo, pero el paisaje de la montaña es increíble. Una vista hacia el horizonte desde la cima de la montaña y ver alguna de las cadenas montañosas de nuestro mundo es impactante. Además agrégale a esto el bajar de la montaña con toda la adrenalina que provoca este deporte.   

2- Hacer ejercicio

Si bien el pensar en hacer un viaje a esquiar ya te pone preocupado con el ejercicio y si lo harás bien o mal. El tener buena condición es indispensable para esquiar en nieve o hacer snowboard. Así que si aprovechar el invierno y un viaje a esquiar te puede ayudar a conseguir el cuerpo de verano que siempre quisiste porque no hacelo. 

3- Convivencia en familia y/o amigos

Que mejor convivencia que hacer un grupo de amigos y/o familiares, rentar una cabaña, irse por la montaña esquiando en grupo , regresar a cocinar una rica cena con vino y descansar en un jacuzzi para ir a dormir y repetir un par de días más. ¿Convencido? Ir a esquiar es un viaje memorable que queda grabado para siempre.  

4- Conocer un nuevo país

A lo ancho y alto de este mundo existen legendarias montañas en numerosos países y a lo largo del año hay opciones para ir en época de invierno del hemisferio norte o del hemisferio sur. Desde el legendario Japowder de Japón, hasta los parques de Nueva Zelanda o Austria, o inclusive las dos montañas de Whistler y el sistema de ifts más grande del mundo hay opciones para experiencias únicas en cada montaña. 


5- Otras actividades

El dejar un día libre en un viaje a esquiar es una gran idea, logras descansar músculos y aprovechar las actividades que ofrecen los resorts y parques naturales cercanos. Existen por lo general más actividades que hacer en un resort de esquí como por ejemplo: paseo en trineo con perros, caminatas por el bosque, conocer la aldea y cenar por ahí, unirse al apres-ski y hay algunos lugares que tienen toboganes de hielo y muchas más actividades.  

6- La experiencia de esquiar.

Todos estos puntos juntos crean una experiencia única en la vida. Siempre recordarás ese viaje con tus amigos donde algunos aprendieron a esquiar y otros ya sabían pero se divertían, o en familia cuando después de esquiar cenaban una rica cena de mamá y además  veían películas de Disney en antes de dormir para descansar e ir a la montaña al día siguiente. 

Bueno ahora ya lo sabes el porqué varios preferimos invertir en un viaje a esquiar que el mismo viaje a la playa más cercana. Anímate, y puede ser que descubras una nueva pasión. 

¿Estas listo para una aventura en la nieve?

Chamarras para Esquiar...

Newsletter